Asociación Catalana de Optometría y Terapia Visual

Miércoles, 27 Junio 2018 17:57

3 llaves para desarrollar la capacidad de aprendizaje individual

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Trabajamos todos los días con diferentes capacidades y problemas de aprendizaje. Entender las diferentes habilidades de cada paciente, y las diferentes vías por las que pueden llegar al mismo objetivo "nos ayudará a ayudarles".

Se ha prestado mucha atención a la creación de capacidad de aprendizaje por parte de las compañías. De hecho, una búsqueda en Google de "desarrollar la capacidad de aprendizaje" lanza más de 8 millones de resultados, las primeras páginas de las cuales (como la mayoría de los buscadores, no fueron más allá) describen la capacidad de aprendizaje en términos organizacionales. La capacidad de aprendizaje es importante en una organización porque permite a la organización incorporar nuevos conocimientos en sus prácticas. En este contexto, la construcción de capacidades se trata de compartir el conocimiento dentro de una comunidad para obtener mejores resultados.
Asimismo, cualquier comunidad de aprendices se compone de estudiantes individuales y la capacidad de aprendizaje también se puede abordar en el ámbito individual.
Primero, debemos reconocer que todos tenemos la capacidad de aprender; eso es lo que nuestros cerebros hacen. A medida que interactuamos con el entorno, las neuronas de nuestro cerebro establecen conexiones. Estas conexiones se fortalecen con la práctica y pueden ser eliminadas si no se utilizan. Otro término para la capacidad del cerebro para aprender es la neuroplasticidad. Nuestros cerebros cambian constantemente; están aprendiendo constantemente.

En segundo lugar, tenemos que considerar que no todos los cerebros son igualmente efectivos para el aprendizaje. Algunas cosas pueden ser fáciles de aprender para una persona, pero difíciles para otra. Algunos estudiantes luchan con la lectura pero son genios de las matemáticas. Las cosas que son fáciles de aprender cuando somos jóvenes (como los idiomas) se vuelven más difíciles a medida que envejecemos. Si bien puede parecer que tenemos poco control sobre estas diferencias, nuestra capacidad de aprendizaje es algo que se puede construir, en un grado mucho mayor de lo que la mayoría de nosotros entiende. Es por ello que distinguimos entre la habilidad de aprendizaje y la capacidad de aprendizaje.

Hemos identificado 3 claves para desarrollar la capacidad de aprendizaje individual. Los discutiremos a través de la lente de un maestro que ayuda a los alumnos a desarrollar la capacidad de aprendizaje, pero los principios también se pueden aplicar a nuestra propia capacidad de aprendizaje.

 

 Clave 1: Comprender las fortalezas y debilidades cognitivas de un alumno.

Las habilidades cognitivas son los procesos mentales que utiliza nuestro cerebro para asimilar, almacenar, organizar, comprender y recuperar información. Incluyen procesos como atención, procesamiento visual y auditivo, memoria a corto y largo plazo. Cada estudiante tiene fortalezas y debilidades cognitivas. Cuando entendemos cómo estos procesos contribuyen o impiden el aprendizaje de un estudiante en particular, podemos identificar estrategias que ayuden a este alumno a aprovechar sus fortalezas y apoyar áreas de procesamiento más débiles.

No basta con saber que un estudiante tiene dificultades en matemáticas o es un lector lento. Los estudiantes pueden tener dificultades en matemáticas por muchas razones diferentes, incluida una limitada memoria de trabajo, habilidades visuales y espaciales subdesarrolladas o problemas con la secuenciación. En lectura, visualización, razonamiento verbal y memoria de trabajo a menudo desempeñan papeles clave. Cuando conoces el perfil de aprendizaje de un estudiante, entonces determinar las mejores estrategias no es una cuestión de conjeturas y se dirige a las causas de raíz, no a los síntomas de la superficie.

 

Clave 2: Entrenamiento de las habilidades cognitivas de los estudiantes de una manera integral e integrada.

Las habilidades cognitivas son la base para el aprendizaje. Como dice el Dr. Pat Wolfe, tratar de enseñar a los estudiantes que no tienen fuertes habilidades cognitivas es como tratar de construir una casa sin antes construir la base. Los maestros a menudo no tienen más remedio que asumir que los estudiantes llegan a las aulas con esta base. Después de todo, los maestros generalmente no les han enseñado cómo desarrollar la atención o la memoria del estudiante o las habilidades de procesamiento visual y espacial. Tampoco los maestros, generalmente, tienen tiempo para trabajar cara a cara con los estudiantes individualmente de la misma manera que lo hacen los terapeutas.

Aquí es donde entra la tecnología. Las investigaciones muestran que las habilidades cognitivas pueden desarrollarse en un grado mucho mayor de lo que se piensa, con el tipo correcto de entrenamiento basado en la informática, una capacitación que es integral en el rango de habilidades desarrolladas, y que funciona como entrenamiento cruzado, integrando habilidades a medida que se fortalecen. Los criterios para una formación cognitiva efectiva basada en juegos digitales se entienden mucho mejor hoy en día y los resultados, tanto en términos de crecimiento cognitivo como de rendimiento académico mejorado, continúan acumulándose.

Clave 3: Nodrir una mente en crecimiento.

Es tentador poner este punto primero. Después de todo, las personas que creen que la inteligencia es algo fijo y que las capacidades y talentos se pueden desarrollar, tienen más capacidad para aprender de sus errores, ser resistentes cuando experimentan reveses y asumir la responsabilidad de su propio aprendizaje. No ponemos esto primero por una razón importante: el concepto de una mente en crecimiento a menudo es malentendido. No es simplemente una estructura de creencias; es un patrón de cómo respondemos a los errores y desafíos. La efectividad de un estudiante en la práctica de una mente en crecimiento tiene mucho que ver con su experiencia en idear estrategias alternativas cuando el primero que intentan no funciona y con ver los resultados del trabajo para conseguir algo que no creía poder conseguir.
Las dos primeras claves pueden tener un papel importante en el apoyo al desarrollo de una mente en crecimiento. Cuando los maestros y los estudiantes comprenden el perfil de aprendizaje de un estudiante, los estudiantes pueden apropiarse de las estrategias que les ayudan a aprender mejor. Y cuando los estudiantes ven que sus habilidades cognitivas se amplían con el entrenamiento, los conceptos se vuelven reales y tangibles.

Como dijo Einstein, "el crecimiento intelectual debe comenzar al nacer y cesar sólo cuando muera". También se le cita diciendo: "Lo único que interfirió en mi aprendizaje es mi educación". Si la educación fuera más sobre el crecimiento intelectual y sobre la capacidad individual de aprendizaje, podríamos encontrar que tenemos estudiantes mejor equipados para el mundo en que vivimos y las organizaciones de las que formarán parte.

Versió Original en Anglès

Presentación y traducción elaborada por Sonia Pizarro Núñez
Diplomada en Óptica y Optometría
Miembro de la ACOTV

Comparte esta información en las Redes Sociales  

 

 

 

 

 

 

Visto 650 veces Modificado por última vez en Miércoles, 27 Junio 2018 19:06

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.


Login