Asociación Catalana de Optometría y Terapia Visual

Reflejos primitivos o primarios

Son los reflejos innatos del Sistema Nervioso Central (SNC) que permiten al ser humano desarrollarse desde el nacimiento. Algunos de estos reflejos son: la respiración, succión, el agarre, etc.

Se deben integrar entre los 6-12 meses dando paso a los reflejos posturales.

Son respuestas automáticas que si se mantienen más allá de la etapa que le corresponde son evidencia de una inmadurez en el desarrollo del sistema nervioso central.

Estos reflejos activos cada vez que se estimulan, provocan una reacción involuntaria impidiendo el funcionamiento normal del S.N.C. Si estos reflejos no son integrados, pueden causar trastornos en el movimiento, incapacidad de mantener una postura cómodamente durante cierto tiempo, movimiento constante, torpeza motora, respuestas exageradas a estímulos ambientales, cansancio frecuente, problemas de comportamiento derivados de su inquietud motora, déficit de atención y mala integración visuo-motora.

¿Por qué los evaluamos? Necesitamos conocer el desarrollo motor y la integración con el resto de los sistemas sensoriales, para determinar si esta relación interfiere en un correcto desarrollo.

Reflejos primarios más habituales:

Reflejo de Moro.

Está conectado con el reflejo tónico laberíntico; ambos son vestibulares. Efectos: Hipersensibilidad sensorial, reacciones exageradas, inseguridad, cambios de humor, pobre reacción pupilar, problemas oculomotores y de percepción, mareos por el movimiento, pobre equilibrio y coordinación.

Reflejo Tónico Laberíntico.

Hipotónico o hipertónico, caminan de puntillas o encorvados, desorganización, problemas de equilibrio, no le gustan los deportes, mareos en coche, impide el gateo, disfunciones oculomotoras y binoculares, problemas espaciales, de orientación y de cálculo de distancias, pobre sentido del tiempo, fallan en las habilidades secuenciales.

Reflejo Tónico Asimétrico del Cuello.

Efectos: Pobre coordinación visual, dificultad para cruzar la línea media, lateralidad manual mal definida, problemas para escribir y pobre expresión de ideas en el papel, problemas acomodativos, binoculares, de percepción visual y de coordinación ojo-mano.

Reflejo Tónico Simétrico del Cuello.

Efectos: Incapacidad de mantener una postura correcta sentado, mala coordinación ojo-mano y lentitud al copiar, problemas de acomodación de lejos a cerca, pobre coordinación al nadar.

Reflejo Espinal-Galant.

Efectos: Eneuresis nocturna, rotación de las caderas al caminar, dificultad de estar sentado, inquietud. - Reflejo de agarre. Efectos: Dificultades manuales, pinza inapropiada, reflejo de succión al escribir, dificultades léxicas al hablar, problemas de atención y comprensión.

Una vez localizados los reflejos primitivos activos, se prepara una Terapia con Movimientos Rítmicos (TMR) para que se asimilen y automaticen estos reflejos como debería haber ocurrido durante su desarrollo evolutivo natural.



Login