Asociación Catalana de Optometría y Terapia Visual

Habilidades visuales

Antes de desarrollar este apartado es importante que diferenciemos entre dos conceptos.

-Vista: capacidad de los ojos de ver nítido a 6 m.

-Visión: es la interrelación entre los ojos y el cerebro. La visión nos permite comprender lo que vemos. La visión se aprende.

Un sistema visual ha de tener diferentes habilidades desarrolladas para ser eficaz. Estas habilidades se van desarrollando desde el nacimiento. Se pueden clasificar en tres apartados.

 

Calidad de visión:

Es la capacidad que tenemos de ver con nitidez.

Está determinada por la valoración de la salud ocular y la agudeza visual.

Salud ocular: Un ojo sano es aquel que no sufre ninguna patología, es decir ninguna alteración que requiera tratamiento quirúrgico o farmacológico.

Agudeza visual (AV): Es la capacidad de discriminar detalles. Valora la cantidad de vista que tenemos con gafas, con lentes de contacto o sin ellas. Cuando la agudeza visual no llega al 100% puede ser a casusa de patologías oculares o de defectos refractivos como la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo , la presbicia.

 

Eficacia visual:

Se refiere a las habilidades que nos permiten rendir adecuadamente sin que aparezca la fatiga visual. Dependerá de las capacidades de acomodación, de visión binocular y de movilidad ocular del sistema visual.

Acomodación: Son los cambios de enfoque rápidos y precisos que realiza el sistema visual para ver nítido a diferentes distancias. Un ejemplo lo tenemos cuando los niños copian de la pizarra a la libreta o cuando a la hora de conducir podemos ver con claridad tanto los mandos del coche como la carretera. Está directamente relacionada con la capacidad de mantener la atención visual.

Visión binocular: Es la integración de las imágenes de los dos ojos en el cerebro gracias a la adecuada coordinación y alineamiento de los ojos sobre el objeto fijado. Nos proporciona la visión en tres dimensiones. Se denominan alteraciones de la binocularidad problemas como el estrabismo, forias elevadas y a la ambliopía (ojo vago).

Motilidad ocular: Son los movimientos oculares que permiten a los ojos moverse de forma rápida y precisa en las diferentes actividades cotidianas. Se pueden clasificar en tres tipos:

  • Movimientos de seguimientos: Son los que nos permiten seguir con eficacia un objeto en movimiento como por ejemplo los juegos de pelota.
  • Movimientos sacádicos: Sirven para fijar la mirada de un punto a otro con eficacia. En función de la distancia entre los puntos fijados pueden ser de gran amplitud (como por ejemplo copiar de la pizarra) o de pequeña amplitud (como los que hacen posible una lectura rápida y eficaz).
  • Fijación: Es la capacidad de mantener con precisión la estabilidad de la fijación sobre el punto que se mira con micro movimientos del ojo imperceptibles a simple vista. La atención visual se puede ver alterada si la fijación es muy inestable.

Habilidades visuales

 

Procesamiento de la información:

Nos permite descodificar y utilizar correctamente la información visual que es procesada a nivel cerebral en una zona llamada córtex visual. Pero hay unas 30 áreas cerebrales que se conectan con esta y entre sí, por tanto, es importante que exista un buen procesamiento de la información visual para que se integre correctamente con los demás sentidos y permita al individuo interaccionar adecuadamente con el mundo que le rodea.

Habilidad visuoespacial: Se relaciona con la localización visual de los objetos en el espacio. Las dificultades en la lateralidad y en la direccionalidad pueden dar lugar a confusión entre conceptos como derecha - izquierda, arriba – abajo, q – p, b – d, inversión de letras ,etc. que frecuentemente se relacionan con bases motoras inmaduras.

Habilidades del análisis visual: Corresponden a la capacidad de analizar y discriminar la información visual. Se pueden clasificar en cuatro tipos:

  • Constancia de forma: para percibir las características determinadas de las formas.
  • Percepción figura-fondo: para diferenciar la figura del fondo que lo rodea.
  • Cierre visual: para percibir toda la información a pesar de que la imagen observada no esté completa.
  • Memoria visual: para recordar la información que previamente se ha presentado visualmente.

Integración audiovisual: Relaciona los estímulos visuales (letra) con los auditivos (fonema). Esto nos facilitará, por ejemplo, la lectura con ritmo.

Integración visuomotora: La mayor parte de acciones motoras de nuestro cuerpo son guiadas por la visión (coordinación ojo-mano, ojo- pie...); por esto, ambos sistemas deben estar bien compenetrados. Las actividades deportivas o copiar de la pizarra al papel son buenos ejemplos de esta integración.

 

La capacidad de descodificar y utilizar la información visual se relaciona con las habilidades visuoespacial de análisis visual y con la integración audiovisual y la visuomotora.



Login